Prevención

Son muchos los factores que influyen en las restauraciones orales, como pueden ser las parafunciones, los hábitos propios de la persona, el grado de higiene conseguido por esta, el estado de salud general, la concienciación propia de la persona en el cuidado de su rehabilitación, etc… Todos pueden determinar el futuro del equilibrio inicial conseguido con el tratamiento. La fase de mantenimiento o de prevención  son fases muy importantes para  evitar problemas futuros.

Los cuidados diarios correctos y un sistema de revisiones periódicas pueden preservar a largo plazo el buen estado de su boca. En estas revisiones se evalúa  el estado bucal y se indican los tratamientos de mantenimiento que se vea preciso en cada caso particular, si fuera necesario. Prevenimos de esta manera problema futuros.

05