Preguntas Frecuentes

No te quedes con ninguna duda
  • 1
    ¿Duele la ortodoncia?

    El movimiento de los dientes con ortodoncia es un proceso muy pausado, que no produce dolor. Solamente los primeros días tras ajustar o cambiar los arcos se puede notar una molestia que impida morder fuertemente con los dientes. También puede provocarse alguna herida en la boca porque roce algún arco o brackett, pero de muy fácil solución.

  • 2
    Al quitar la ortodoncia ¿se me descolocarán de nuevo?

    Al igual que cualquier otra persona que no haya sido tratada con ortodoncia, la respuesta es que realmente sí cabe la posibilidad, pero contamos con diferentes opciones para impedirlo. Diferentes factores como remodelaciones óseas futuras, un crecimiento óseo no dentro de la normalidad, cambios futuros en la manera de morder, pérdidas de piezas, la propia tendencia de las piezas a reposicionarse según el encaje de estas, etc… pueden hacer que la alineación y buena posición conseguidas se pierdan. Por ello al acabar el tratamiento ortodóncico y desmontar los bracketts, colocamos unos sistemas de retención para impedir estos efectos indeseables.

  • 3
    ¿Qué es un implante?

    Los implantes dentales son estructuras artificiales, en forma de raíz, creadas para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse en el hueso y encía, y así convivir con naturalidad con el resto de la boca. Sobre dicha raíz artificial se asentará la corona o prótesis dental que pretendamos, planificada ya desde el plan de tratamiento inicial. Han sido fabricados en diversos materiales, si bien actualmente preferentemente son de titanio químicamente puro, un material totalmente biocompatible y de demostrada eficacia.

  • 4
    … Colocarse un implante debe ser muy doloroso…

    La respuesta a esta pregunta es NO en general. El protocolo quirúrgico para la colocación de implantes hace que se realicen con una molestia mínima o nula. En el postoperatorio puede presentarse una molestia ligera al cesar el efecto de la anestesia, si bien, ocasionalmente, podría ser más intensa. Durante la colocación en sí, bajo la misma anestesia local que cualquier otro procedimiento dental, la sensación de dolor queda anulada. No así la sensación de presión o tacto, que hace que se pueda percibir que se está trabajando en la zona e incluso la vibración del instrumental utilizado.

    Sólo en algunos casos puede presentarse a partir de las 24 horas de la intervención, inflamación de la zona operada (cara hinchada) y hematoma. No tienen mayor importancia que la incomodidad del paciente, ya que son consecuencia de la acción reparadora del organismo. De todos modo, siempre se recetan los medicamentos más adecuados para cada caso y recomendamos la mejor forma de evitar las molestias tras la colocación de los implantes.

  • 5
    ¿Cuánto duran los implantes?

    Al igual que ocurre con otros tratamientos dentales y médicos, la permanencia en boca de los implantes y de la rehabilitación protésica que soportan, depende de cada caso en particular. Las características anatómicas del paciente, su estado de salud general, sus hábitos, el tipo de alteración que haya causado la pérdida de los dientes, los cuidados proporcionados, etc… determinan enormemente la durabilidad de los implantes dentales. Si bien los implantes de hoy en día, con todo los avances científicos aplicados en este campo, no tienen fecha límite conocida y no hay estudios que así lo determinen, hoy en día hay pacientes con prótesis sobre implantes dentales desde hace más de 30 años. Es decir, no se puede asegurar la duración indefinida, pero como mínimo deben considerarse una solución a muy largo plazo en la mayoría de los casos.

  • 6
    ¿Puede ser que mi boca rechace los implantes?

    Los implantes dentales en su gran mayoría están fabricados con titanio quirúrgico, material que ha demostrado no generar ninguna reacción tóxica ni irritativa sobre el tejido vivo. Esto quiere decir que el organismo no lo reconoce como extraño. Por tanto, las posibilidades de que produzca una reacción de rechazo o de alergia a este tipo de material son prácticamente inexistentes. Sin embargo, debe ser aclarado, que durante los meses siguientes a su colocación, un porcentaje totalmente mínimo de los implantes colocados, pueden sufrir complicaciones y, pueden tener que ser retirados. Estas situaciones se deben a que el proceso de osteointegración no está siendo el correcto por diferentes razones: infecciones de la zona operada, deficiencias en la vascularización, alteraciones en los procesos reparativos del organismo como los que son frecuentes en fumadores y estrés o sobrecarga funcional cuando soportan una prótesis, etc…

  • 7
    ¿Cuánto cuesta un implante?

    Hemos de distinguir dos cosas: cuánto cuestan los implantes y cuánto valen. En general, el coste de un tratamiento con implantes es superior a otros tratamientos de reposición de piezas dentales convencionales, dependiendo de la extensión de la rehabilitación y de su complejidad. Esto es debido a los medios materiales tecnológicamente avanzados, así como de investigación y desarrollo que hay detrás de cada implante. También a la formación específica en este campo del equipo dental. Cuando se estudia cada caso, se valoran las diferentes opciones de tratamiento, y dentro de estas los resultados que se esperan obtener. En los tratamientos con implantes la relación coste-beneficio es normalmente más favorable que cualquier otra alternativa. Por esto, en general, un implante vale más de lo que cuesta. Si usted desea saber cual sería el coste de su caso particular, nuestro equipo valorará su caso y sus condicionantes, con todas las opciones posibles y convenientes para solucionar su problema. Se plantearán los diferentes presupuestos y las alternativas para asumir el importe. De esta forma intentaremos que el coste no sea un inconveniente.

  • 8
    ¿Implantes y dientes, todo en el mismo día?

    Normalmente en un rehabilitación oral con implantes, pasan semanas entre la colocación de estos y la realización de la prótesis que en ellos se apoya, sean coronas, dentaduras, etc… Si el caso es favorable y así se ha previsto, se puede colocar los implantes y una prótesis fija en el mismo día de la intervención quirúrgica. Son los llamados implantes de carga inmediata. Esta prótesis fija no es la definitiva, sino una provisional, que hará su función mientras se produce la osteointegración de los implantes a lo largo de las semanas antes mencionadas. Solo después será sustituida por la prótesis definitiva prevista. En los casos no tan favorables a esta opción también se efectúan prótesis provisionales pero estas no se apoyarán en los implantes recién colocados, sino en el resto de estructuras orales. Así, usted no tiene por que estar sin dientes en ningún momento.
     
     
     
     
     

  • 9
    ¿Implantes o puentes fijos? ¿Qué es lo mejor?

    Un puente fijo es una estructura realizada específicamente para cada caso particular, realizada sobre los dientes propios para reponer piezas dentales perdidas. Su éxito depende de la indicación correcta y de su mantenimiento, y consiste en una reducción de las piezas de apoyo, la preparación dentaria, que permitan la colocación de las posteriores coronas en condiciones de salud con los tejidos. Las piezas propias han de quedar perfectamente selladas bajo las coronas y aún así, pueden padecer patologías, igual que antes. Por ello, los controles y el mantenimiento son imprescindibles para detectar problemas en sus inicios, ya que si las piezas pilares, las que sirven de apoyo, se hacen inviables y deben ser extraídas, el puente se verá comprometido e incluso también deberá ser eliminado. Esta circunstancia no se da en las restauraciones con implantes, ya que las piezas rehabilitadas mediante implantes son independientes de sus contiguas, y en la mayoría de los casos no se ven afectadas por ellas. En muchísimas ocasiones, el pronóstico de las rehabilitaciones con implantes supera con creces al de la prótesis fija convencional. La principal diferencia es que en los puentes convencionales hay que desgastar los dientes vecinos, por tanto el tratamiento es más conservador en el caso de los implantes.

  • 10
    ¿Implantes o prótesis removibles, las de poner y quitar?

    Los tratamientos con implantes suelen asociarse a rehabilitaciones fijas, pero los implantes también se utilizan para anclar prótesis removibles. De hecho, en tantísimos casos, pacientes con rehabilitaciones de prótesis completas, sin ninguna pieza en boca donde sujetarse, encuentran la solución en los implantes. Las ventajas obtenidas son claras.

Busca tus dudas

si tienes cualquier pregunta utiliza el buscador o contacta con nosotros
yellow-triangel sky-triangel